Oración poderosa a SAN ANTONIO para conseguir TRABAJO

Entre los propios franciscanos y en la liturgia de su fiesta, San Antonio se celebra como un maestro y predicador extraordinario. Fue el primer maestro de la Orden Franciscana, con la aprobación especial y la bendición de San Francisco para instruir a sus hermanos Franciscanos. Su efectividad como predicador, que hacía que las personas volvieran a la fe, dio lugar al título «Martillo de los herejes». Igualmente importante fue su trabajo de paz y su llamado a la justicia.

Al canonizar a San Antonio en 1232, el Papa Gregorio IX habló de él como el «Arca del Testamento» y el «Repositorio de las Sagradas Escrituras». Eso explica por qué a menudo se representa a San Antonio con una luz ardiente o un libro de las Escrituras en su manos. En 1946, el Papa Pío XII declaró oficialmente a Antonio como Doctor de la Iglesia Universal. Es en el amor de San Antonio por la Palabra de Dios y en sus esfuerzos en oración por comprenderla y aplicarla a las situaciones de la vida cotidiana que la Iglesia desea especialmente que imitemos a San Antonio. Mientras observa en la oración de su fiesta la efectividad de San Antonio como intercesor, la Iglesia quiere que aprendamos de San Antonio, el maestro, el significado de la verdadera sabiduría y lo que significa llegar a ser como Jesús, que se humilló y se vació por nuestro bien y se fue. sobre hacer el bien.

Oración a San Antonio para conseguir trabajo o empleo



Mi fortaleza, mi guía y mi padre, te alabo mi gran salvador
Soy tu hijo que ha pecado, pero que te ama
Alabado eres por tu bondad, tu amor eterno y por la seguridad que nos brindas
Padre, para quien todo es posible y quien todo lo puede hacer
Porque tu gracia es infinita y jamás nos abandonas
En este momento de agonía te imploro que no sueltes mi mano.

Eres vida, eres consuelo, eres amor y eres pan
En la oscuridad tu luz es la que me guía
Vengo hacia ti, de rodillas, mi Señor amado
Vengo de nuevo rogando por tu bondad, para que me des tu amparo.

Sé que al tomar tu mano, nada me faltará y nada temeré
Porque tú, mi Padre bondadoso, siempre ayudas a los necesitados
Te suplico que alivies mis problemas, te lo imploro.
Te suplico que atiendas mi petición, que alivies mi agobio y mi dolor.

Señor, Jesús resucitado lleno de amor
Escucha mis necesidades y dame tu apoyo para soportarlas
Te imploro un nuevo empleo, mi Señor
Porque sé que tienes planes buenos, pero estoy arrinconado
Te suplico con una petición laboral
Necesito un nuevo empleo para poder sustentar a mi familia.

Sé muy bien que eres bondadoso, así que no me dejarás caer
Porque al tomar tu mano nada temeré y alivio sentiré
Te suplico Señor, que me concedas este anhelo.

Padre celestial y bendito
Sé que me abrirás las ventanas y las puertas de esperanza.
Sé que en tu gran misericordia podrás encontrar un trabajo que sea digno para mi
Mi señor, ayudame a ser paciente y a obtener recompensa
Ayudame para encontrar un trabajo prospero, digno y estable
Escucha mi petición para que pueda estar bien económicamente
Hazme un proveedor y bendice a mi familia
Te suplico por encontrar un empleo o por poder emprender mi negocio.

Te ruego que me ayudes en mi sufrimiento.

Tú Padre, que te encargas de llenar el corazón de tus hijos de tranquilidad
Por favor, alivia mi corazón, que soy tu ciervo que te necesita como nunca
No me dejes en estos momentos de necesidad
Toma mi mano y enseñame el camino que debo seguir
Sostenme en este momento complicado en el que solo tú me puedes ayudar.
Sé que eres un padre lleno de misericordia
En esta hora de carencia y desesperanza
Tomo tu mano, para sentir esperanza y alivio
Tú que me concedes todos los deseos de mi corazón y sabes que requiero de un empleo.

Espero que sea un trabajo que me llene como persona.
Mi Señor, gracias a tu bondad y a tu amor
Gracias por amarme y por perdonar mis pecados.
Creo en ti.

Amén.




El Pan de San Antonio es un término usado para las ofrendas hechas en acción de gracias a Dios por las bendiciones recibidas a través de las oraciones de San Antonio. A veces se dan las limosnas para la educación de los sacerdotes. En algunos lugares, los padres también hacen un regalo para los pobres después de colocar a un niño recién nacido bajo la protección de San Antonio. Es una práctica en algunas iglesias bendecir las pequeñas rebanadas de pan en la fiesta de San Antonio y dárselas a quienes las deseen.

Diferentes leyendas o historias explican la donación de lo que se llama el Pan de San Antonio. Al menos una cuenta se remonta a 1263, cuando se dice que un niño se ahogó cerca de la Basílica de San Antonio, que aún estaba en construcción. Su madre prometió que si le devolvían el niño, le daría a los pobres una cantidad de maíz igual al peso del niño. Su oración y promesa fueron recompensadas con el regreso del niño a la vida.

Otra razón para la práctica se remonta a Louise Bouffier, un comerciante en Toulon, Francia. Un cerrajero estaba preparado para abrir la puerta de su tienda después de que ninguna llave la abriera. Bouffier le pidió al cerrajero que probara sus llaves una vez más después de que ella orara y prometiera dar pan a los pobres en honor a San Antonio si la puerta se abría sin fuerza. La puerta entonces se abrió. Después de que otros recibieron favores por la intercesión de San Antonio, se unieron a Louise Bouffier en la fundación de la organización benéfica de San Antonio Pan.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.