Oración «Efectiva» a San Cayetano para tener un trabajo o negocio

Cayetano fue ordenado sacerdote en 1516. Abandonó la corte papal y se dedicó por completo al servicio del Señor. Con sus propias manos cuidaba a los enfermos. Se mostró tan celoso por la salvación de sus semejantes que se lo llamó el «cazador de almas».

San Cayetano a menudo rezaba ocho horas diarias. Mientras asistía a la celebración de Navidad en Santa María de la Cuna, se dice que recibió la gracia de recibir de María el Niño Jesús en sus brazos.

Oración diaria a San Cayetano para tener un trabajo o negocio próspero



¡Oh, tú que eres glorioso San Cayetano! Estudiaste para ser abogado, pero cuando el Señor te llamó a su servicio lo dejaste todo para convertirte en un sacerdote y compartir su gracia. Destacaste en muchas virtudes, evitando cualquier recompensa que te fuera ofrecida por tu trabajo, ayudando a todas las personas que no tenían empleo. Tú que diste préstamos sin intereses y que atrajiste a una gran cantidad de benefactores que pudieron donar recursos para que tú pudieras seguir con tus actividades de bien.

Venos a todos con piedad. Queremos encontrar un trabajo que pueda ayudarnos y a nuestra familia, para que podamos vivir con gratitud y dignidad. Escucha nuestras plegarias, querido Santo; tú que fácilmente puedes dejar comida en tu mesa para los que más la necesitan, lleva nuestras peticiones a nuestro Señor (haz tu pedido).

Amén.




Debe rezar luego de la oración anterior pidiendo trabajo:

  • 3 Padre Nuestro
  • 3 Ave María
  • 3 Glarias

Se debe repetir esta rutina de oraciones San Cayetano, Dios de todo consuelo, a diario hasta obtener el trabajo o negocio logrando así su ayuda milagrosa.

San Cayetano fundó en 1524 una comunidad de sacerdotes que iban a llevar una vida apostólica. Debían mirar con desdén todas las pertenencias terrenales, no aceptar salarios de los fieles; solo de lo que fue donado libremente se les permitió conservar los medios de subsistencia.

Fundó un banco para ayudar a los pobres y ofrecer una alternativa a los usureros (usureros). Más tarde se convirtió en el Banco de Nápoles. Su preocupación por los desempleados, dándoles la ayuda financiera necesaria en su momento de necesidad, lo convirtió en su patrón. Su fiesta se celebra el 7 de agosto.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.