Salmo 121 de la Biblia Católica – Versión completa explicada

Los Salmos son palabras que han sido expresadas por aquellos hombres que han estado relacionados en la historia de la fe hacia nuestro señor. Es por eso que estos en su mayoría estar inspirados en nuestro Señor, encontrándose manifestados en la biblia como cuentos.

En esta ocasión te queremos hablar sobre el Salmo 121, el cual se cree que fue escrito por David, un cantor al que también se le han atribuido otros 73 escritos bíblicos, siendo un hombre de gran fe.

Después de presentarte el Salmo 121 queremos explicártelo, de forma que tengas toda la información que necesitas sobre él para poder recitarlo.

Salmo 121 católico completo




Levanto la mirada y miro hacia los montes:
¿quién me podrá ayudar en este momento?
La ayuda que recibo viene desde mi Señor,
aquel que hizo a tierra y el cielo.
No dejará que mi pie de un paso en falso,
no dormirá, puesto que es mi guardián;
jamás cabecea y nunca se rinda al sueño,
es el guardián de todo el pueblo de Israel.
El Señor es nuestra sombra, nuestro guardián,
el Señor siempre está a nuestra diestra.
Durante el día el sol no te puede maltratar,
ni durante la noche lo hará la luna.
El Señor te nos cuidara de todo mal,
el guarda nuestra alma.
Nos guía para que podamos salir y regresar,
ahora y en todo momento.




Salmo 121 explicado

El Salmo 121 es considerado como uno de los Salmos de ascenso, que abarcan desde el Salmo 120 hasta el Salmo 134. De esta forma, todos estos Salmos, al igual que el Salmo 121, se recitaban en las fiestas anuales que eran recitadas por los peregrinos que iban hacia Jerusalén.

En este artículo queremos enseñarte el Salmo, pero también queremos profundizar en su significado. Asimismo, analizaremos la importancia que este Salmo tiene y sus influencias, al igual que cada uno de sus versículos.

Lo primero que se debe de tener en cuenta es el contexto del Salmo. Tal y como hemos mencionado anteriormente, es uno de los Salmos que se recita mientras los peregrinos van a Jerusalén, siendo un viaje que era considerado como muy peligroso en el que podían ocurrir una gran cantidad de tragedias.

Teniendo en cuenta dicho viaje, podemos entender mejor el primer versículo, en el cual el cantor hace referencia al paisaje lleno de montañas y contrariedades que se pueden encontrar en el camino. Desde asaltantes hasta animales salvajes.

El cantor se pregunta quién podrá ayudarlos, respuesta que llega en el segundo versículo, en donde se habla sobre la ayuda de Dios, quien está presente para brindarles socorro y recursos a las personas que lo soliciten.

En la siguiente frase habla sobre el creador de la tierra y los cielos. Insinuando que para él no es nada complicado ayudar a un peregrino que está en problemas.

En el siguiente versículo se habla sobre el hecho de que el Señor no dejará que su hijo abandone o resbale por el sendero. Esto también se puede ver de forma literal, ya que los caminos por las montañas eran bastante peligrosos. Aunque también se puede ver su protección de forma metafórica.

Así, también nos habla sobre el hecho de que Dios suele poner a prueba a sus fieles, todo con el fin de poder formar carácter, fortaleza y que así su fe se pueda mantener intacta. También nos habla sobre los bondadoso y piadoso que es, ayudándolos a que no caigan en los malos caminos.

En el siguiente versículo se nos habla sobre el hecho de que el Señor no duerme, ya que siempre está cuidando de todos sus hijos. Se hace una mención hacia el pueblo de Israel como el pueblo que ha sido elegido por Dios. Sin embargo, también se sabe que todos sus hijos forman parte del pueblo de Dios.

En otro versículo se habla sobre el hecho de que Dios es el protector de los peregrinos y de los salmistas. Siempre vigilando a sus hijos, cuidando de ellos en todo momento como lo haría un buen padre.

También se hace una mención a la sombra de los creyentes, la cual siempre está a su lado. A pesar de que esta en algunas ocasione son sea visible, permanece detrás de ellos para cuidar de sus hijos en todo momento.

Se sabe que también es una representación de la mano derecha de los creyentes, ayudándolos a hacer buenas acciones siempre que sea posible.




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.