Salmo 103 católico | Versión completa con explicación

El Salmo 103 es uno de los más conocidos gracias a que fue recitado por el mismísimo rey David, del cual además se sabe que incluye una serie de pistas que indican que fue escrito durante sus últimos días de vida. Esta etapa en la vida del rey no fue grata, ya que pasó por una enfermedad muy grave, la cual se cree que lo acerco más a Dios.

En el salmo se puede ver como su fe nunca disminuyó, sino que en realidad en todo momento se mostró muy fiel y fuerte para recordar de toda la misericordia que tuvo en su vida por parte de Dios, incluso mostrándose más cercano a él.

Para que puedas interpretar mejor el Salmo 103 al momento de recitarlo, antes de mostrártelo te vamos a explicar de forma detallada qué significa y cuál es el mensaje que busca transmitir.

Versión completa del salmo 103 de la biblia católica




Alma mía, te pido que bendigas a nuestro Señor, todo mi ser alaba tu Nombre Santo.
Alma mía, te pido que bendigas a nuestro señor, y que no te olvides de todos sus beneficios.
Él es quien siempre perdona todas nuestras ofensas, quien nos cura de todas nuestras dolencias.
Él nos corona con amor y con ternura, él rescata tu vida de la muerte.
Llena nuestra existencia con dicha y renueva nuestra juventud.
El Señor trabaja para conseguir justicia, dándole la justicia debida a todos los oprimidos.
Él fue quien le mostró el camino a Moisés y a todos sus hijos de Israel.
El Señor es compasión y ternura, lleno de amor y muy lento a la colera;
si se querella, no dura mucho, si guarda rencor, sólo es por un breve momento.
El no nos trata dependiendo de nuestros pecados ni tampoco paga según las ofensas que hemos cometido.
Cuando se alza en el cielo sobre la tierra, con un inmenso amor.
Aleja nuestras culpas como oriente está tan lejos de occidente.
Él sabe de qué estamos hechos, recordando que sólo somos polvos.
Cuidad de todos nosotros con la misma ternura con la que un hijo cuida de su padre.
Los días del hombre son como la hierba, mientras que él florece como una flor de campo, pasa un soplo de viento y ya no existe, sin saber a donde habrá ido.
Pero el amor que el Señor con aquellos que le temen es eterno, defendiendo a los hijos de sus hijos, a todos aquellos que cumplen sus ordenanzas.
El señor está en su trono en los cielos, realzado sobre todo dominio.
Bendigan al Señor con sus servidores y con todos sus ejércitos, para que siempre se haga su voluntad.
Bendigan al Señor, héroes todos poderosos, a sus ángeles, aquellos que llevan a cabo sus órdenes.
Bendigan al Señor, así como todos los lugares que son suyos y todas sus obras.
!Mi señor, bendice mi alma!




Explicación del Salmo 103

Lo primero que se puede entender del Salmo 103 es que nos enseña que no debemos de enfocarnos en lo malo y en el sufrimiento. El Salmo busca indicarnos el hecho de que es posible aprovechar para recordar todas las bondades de dios hacia nosotros, tal y como lo hizo el rey David.

Lo primero que se debe de tener en cuenta al momento de analizar este Salmo es que los primeros versículos son realmente poderosos, ya que son una llamada al alma para poder alabar a nuestro Señor.

Así, David recuerda que las bendiciones y las alabanzas verdaderas tienen que hacerse desde lo profundo de nuestro ser. Esto con el fin de poder despertar al espíritu y así poder reforzar la conexión que tenemos con Dios.

También nos habla sobre aquellos beneficios que Dios nos puede proveer, no solo indicando que nuestra alma puede obtener dichos beneficios a nuestra vida.

David sigue al enumerar una serie de motivos por los cuales ha decidido alabar a dios, entre los cuales se destacan los beneficios y las bendiciones que nos da Dios, recordándole a todos sobre todo lo que el Señor nos ha dado. Motivo por el que siempre debemos de mostrar nuestra adoración y nuestra gratitud.

Luego de esto podemos ver como da comienzo una enumeración de los reconocimientos que se hacen hacia Dios, especialmente en el tercer versículo. Hay una parte en la que se menciona que él es quien perdona nuestros declives y todos los errores que puede comer el ser humano.

También se hace una referencia hacia el hecho de que sana los malestares y padecimientos, tanto espirituales como físicos. Sigue en el cuarto versículo mencionando que Dios siempre nos ampara, sobre todo en los momentos más oscuros y complicados de nuestra vida. Siendo él quien siempre nos llena de bendiciones y de misericordia.

En el quinto versículo el salmista continúa afirmando que Dios es aquel que puede satisfacer todas nuestras necesidades, las de todos sus hijos. Asimismo, menciona que es él quien les da justicia a todas las personas que lo necesitan, hablando de que lo hace de la misma forma que lo hizo con Moisés y con todo el pueblo de Israel.

En el siguiente versículo David nos habla sobre la ira de Dios, sobre el hecho de que no se consigue muy rápido, por los errores superfluos que pueden cometer sus hijos. En su lugar, nos habla sobre lo misericordioso que en realidad es Dios, dejando claro que es más bondadoso que iracundo.

En los siguientes versículos nos habla sobre el hecho de que Dios no ha castigado a sus hijos por los pecados que estos han cometido, así como tampoco los ha castigado por desviarse del camino indicado en determinados momentos de su vida.

Ahora ya conoces el Salmo 103 y tienes más información sobre lo que el rey David nos quiso expresar cuando lo escribió cerca del momento de su muerte, en un momento muy oscuro y doloroso de su vida.




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.