Oraciones para BEBÉS enfermos recién nacidos

Hay pocas cosas que sean tan difícil y complicadas como ver a un bebé enfermo recién nacido. Pueden llegar a ser problemas muy serios con los que nos sentimos muy impotentes, ya que desde un punto de vista médico no hay mucho que podamos hacer al respecto como padres.

Sin embargo, si podemos recurrir a Dios por medio de algunas oraciones para que pueda ayudar al bebé recién nacido que está enfermo y que tiene complicaciones. Así, podrá derramar sus bendiciones sobre el bebé y ayudarlo a que salga delante y supere la enfermedad que lo está afectando.

Oraciones para bebés enfermos recién nacidos

Tal y como mencionamos anteriormente, cuando un bebé recién nacido está enfermo los padres y los familiares buscan hacer todo lo humanamente posible para que el pequeño se mejore. Sin embargo, médicamente no hay mucho que se pueda hacer y suelen sentirse completamente impotentes al no poder ayudar al bebé.

En el caso de los recién nacidos las enfermedades suelen ser mucho más alarmantes, ya que los bebés siguen muy débiles y podría pasar lo peor. Es por eso que se despiertan muchas emociones negativas en este tipo de situaciones críticas.

El corazón se encuentra completamente afectado y agobiado cuando su bebé recién nacido está enfermo. El dolor es tan grande que nos acongoja nuestro corazón, dejando nuestros sentimientos completamente afectados e incluso nuestra alma.

En caso de que nuestro bebé recién nacido se encuentre enfermo, hay una serie de acciones que deberíamos de hacer de inmediato: llevar al bebé al doctor, comprar todos los medicamentos que sean recetados por el médico, darle todos los cuidados que necesite, distribuir las tareas de cuidado entre la familia y orar para conseguir la sanación del bebé.

En este artículo nos queremos enfocar en esto último: oraciones para sanar a bebés enfermos recién nacidos. La oración puede ser un aspecto muy importante para conseguir que el bebé realmente se pueda curar y salir adelante. La fe puede ser más fuerte de lo que muchas personas creen, sobre todo cuando se tienen las oraciones adecuadas.

Para ayudarte aún más, hemos juntado una serie de oraciones que se pueden ajustar a distintos escenarios. Sin embargo, debes de tener en cuenta que las oraciones que te enseñaremos a continuación son modelos a seguir, para que tú las puedas adaptar a tus necesidades y así poder orar por tu bebé.

Oración 1 para bebés enfermos




¡Padre Celestial! Tú que siempre eres bondadoso con todas las personas que acuden a ti, siempre atendiéndolos con misericordia y con una gran compasión.

En esta ocasión me presento ante ti con el fin de pedirte por la salud de mi bebé (DECIR NOMBRE DEL BEBÉ), que se encuentra en el hospital con una enfermedad que no le permite estar saludable y en paz.

Tengo muy claro que son muchas las personas que acuden a ti en la búsqueda de la sanación, pero sé que siempre ayudas a las personas que se acercan a ti con fe y amor, que oran y te glorifican.

En esta ocasión me presentó ante ti con una gran adoración, reconociendo el gran poder de sanación que tienes.

El día de hoy quiero rogarte por la salud de mi bebé, que se encuentra agonizando en el hospital lejos de sus padres.

Señor, te pido con una gran devoción y fervor que te acerques a mi bebé y que pongas tus manos sanadoras sobre él para que se pueda mejorar.

Sé que los informes de los médicos me dicen que no debería de tener mucha esperanza, pero no comparto su pensamiento, pues me acerco a ti, Señor, buscando que tengas misericordia de mi bebé puedas ayudarlo a mejorarse.

Es por eso que, en esta ocasión, estoy ante ti, siguiendo tu Santa Palabra, que es la que realmente tiene poder sobre todos nosotros.

No le daré atención a cualquiera que busque afectar la gran fe que siento hacia ti, pues para mis aquellas personas no tienen nada de credibilidad y honestas.

Tú eres mi Señor, mi Pastor, quien con su gran sabiduría y misericordia puede hacer que mi bebé se cure de su enfermedad.

Siempre te orare, gran Señor, pidiendo que mis bendiciones se puedan transformar en la salud de mi bebé.

Será un milagro hecho por tu gloria, ¡oh, Padre Celestial! Es por es que, en mi corazón estoy segura de que podrás currar a mi bebé y ayudarlo para que tenga una vida sana.

Así el podrá vivir, levantarse, crecer y tener una vida plena y en felicidad gracias a tu santísima gloria.

Estamos ampliamente agradecidos por todo lo que has hecho por nosotros, Señor. Te ruego que me concedas esto y que puedas hacer que mi bebé supere a la enfermedad.

Amén.




Oración para bebé enfermo 2

¡Oh, Padre nuestro, Señor que estás en los cielos!

Tú que me conoces y sabes lo que hay en mi corazón, tú que sabes que siempre te he sido fiel.

Sé que en muchas ocasiones te he fallado por ignorancia de mi parte, pero he podido enmendar mi camino.

Tú que conoces muy bien todos mis pesares, así como también conocías todo lo que sentía tu hijo Jesucristo cuando estaba en la cruz, pudiendo redimir todos nuestros pecados.

En esta ocasión acudo ante ti, pues son momentos de gran desesperación y angustia por todo lo que estamos viviendo, buscando que me concedas bendiciones y esperanza.

¡Oh, Padre Celestial! Tú que eres amado por todos. Tú que conoces mi gran deseo de tener un bebé que pueda formar parte de nuestra familia, en esta ocasión me acerco a ti para poder obtener algo de tu misericordia.

¡Siempre estaré eternamente agradecida por todo lo que has hecho por nosotros!

Pero en esta ocasión quiero orar por mi bebe que nació enfermo, implorándote con mucha fe que puedas cubrirlo en tu manto protector y sanador que se encuentra mal (AQUÍ MENCIONAR LA ENFERMEDAD DEL BEBÉ).

Te suplico que tengas misericordia de él, y por la preciosa sangre de tu hijo, que puedas sanarlo para que crezca teniendo una vida plena y saludable.

Señor, Padre Nuestro, te ruego que con tus Santas Manos puedas tocar a mi bebé para alejarlo de la enfermedad que lo afecta en este momento.

¡Padre nuestro, sana a mi bebé (DECIR NOMBRE DEL BEBÉ), te lo pido con todo el amor que tengo!

En el nombre de Jesús,
Amén.



Oración 3 para bebés enfermos

¡Padre nuestro que estas en los cielos! Tú que siempre te encuentras cerca de todos tus hijos.

En esta ocasión quiero acercarme a ti para agradecerte por todas las bendiciones y por todo lo que has hecho por nosotros.

Eres mi Señor, tú que todo nos los has dado y que nos has salvado en innumerables ocasiones.

También te quiero dar las gracias por el gran regalo que nos me has dado al haberme dado la vida de mi hijo.

En esta ocasión me presento ante ti para poder solicitar tu intercesión y que puedas librar a mi pequeño de todo mal, para que pueda superar la enfermedad que lo está afectando y para que pueda estar lleno de salud.

Por eso te pido, Padre Nuestro, que puedas velar por la salud de mi bebé, para que consiga superar la condición que lo está afectando y que lo tiene enfermo en el hospital.

Yo, por mi parte, te prometo que siempre será dedicad a tu, siempre siguiendo tus enseñanzas y tu atenta palabra.

Educare a mi hijo bajo tus enseñanzas, bajos tus Santos Mandatos para que siempre te alabe, te adore y que siga el camino que tú has marcado para todos nosotros.

Tú me conoces mejor que nadie, Señor, y sabes muy bien que siempre he sido fiel a ti, aunque he cometido algunos errores en mi vida. Siempre acudo a ti en los momentos de socorre y he seguido tus enseñanzas lo mejor que he podido.

Te pido que perdones todos mis descuidos, mis torpezas y todas mis fallas. Sé muy bien que aún tengo mucho que aprender, por eso te imploro que no me abandones y que no abandones a mi bebé, que lo ayudes para que pueda recuperar la fuerza y superar la enfermedad que lo está afectando.

Te pido en este momento, Padre Celestial, que lo apartes de todo mal, que lo alejes de la enfermedad y de los problemas, para que así estos no puedan caer sobre él. No permitas que el peligro siga asechándolo.

Pero, sobre todo, te pido que me des las herramientas que necesito para que, con la ayuda y consejo, pueda ser la mejor madre que mi bebé pueda tener, dándole todo el amor y todo lo que necesita para tener una buena vida.

Te pido que me apoyes en esta nueva etapa de mi vida señor, que mi bebé pueda estar lleno de salud y yo pueda tener el amor y la sabiduría que necesito para poder ser su madre.

Recibe mi eterno agradecimiento por todo lo que has hecho, por darle vida a mi bebé y por ayudarle a recuperar su salud.

¡Siempre tendré fe y confiare ti, Señor!

Amén.



Estas son las oraciones que te recomendamos tener en cuenta cuando quieras pedirle a nuestro Señor para poder curar a un bebé enfermo recién nacido. Recuerda que puedes adaptar algunas partes de la oración según las necesidades que tengas y los problemas por los que esté pasando tu bebé.




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.