Oraciones «Poderosas» a Santa Catalina para el AMOR

Las oraciones a Santa Catalina son muy poderosas siempre y cuando se tenga fe en ellas y así podamos ayudarnos dentro de cualquier situación.

No importa lo difíciles o imposibles que estas pueden ser, siempre y cuando podamos ver la situación en la que nos encontremos y podamos pedir con mucha fe que nuestro milagro nos sea concedido.

Oración a Santa Catalina para el amor



Santa Catalina, tú que has conseguido hacer que muchas personas se reconcilien…

Te ruego que me hagas un pequeño favor, para que pueda encontrar el amor, haz que mi corazón sea noble y que sea verdadero, que puedas hacer que el amor que hay en mi corazón pueda entrar a mi vida y me pueda llenar de dicha.

Quiero poder experimentar el amor verdadero, el amor que llega desde lo profundo de los sentimientos, Santa Catalina, tú que tienes tanto poder para conseguirlo.

Te ruego que me concedas este favor, que mi petición llegue a ti, para que así pueda yo recibir tu petición, Santa Catalina que estás llena de amor, tú que conoces los amores perfectos y libres de mentiras, te que tienes una gran virtud y que eres exclamada por ello en todo el mundo.

Por favor, ven hacia mí y dame así la oportunidad de recibir tu bendición, pues quiero que mis plegarias pueden llagar a ti y ser escuchadas por tu bendito corazón.

 Haz llegar mis oraciones que van dirigidas a Dios, para que puedan ser escuchadas y pueda tener una vida de paz, una vida llena de amor gracias a tu ayuda, Santa Catalina.

Te ruego que me puedas dar amor, más amor, que me llenes de amor y alegría, mucha alegría, buenos pensamientos, buenos deseos, buenas acciones y buenas energías, para que así pueda triunfar, para que el amor siempre forme parte de mi vida.

Santa Catalina, tú que todo lo puedes, concedeme este favor, haz que el verdadero amor pueda llegar a mi vida, pues confío en tu poder y en tu bondad.

Amén.

Santa Catalina es conocida como la patrona de las mujeres que actualmente no tiene una pareja, así como de los estudiantes y los maestros.

Ella fue muy sabia en su vida, además de que tenía mucho coraje, inteligencia y fortaleza, pues ella tenía todo lo necesario para poder darnos la ayuda que necesitamos en todos los temas sentimentales.

Así, puede ayudarnos a que nos crucemos con la persona que será el amor de nuestra vida, para que así nuestros caminos se entrelacen y podamos empezar a generar esos sentimientos de amor verdadero.



Oración a Santa Catalina para despertar a un hombre

Tú que eres Bendita, Santa Catalina,
tú que eres tan hermosa como el sol, tan hermosa como la luna, tan hermosa como las estrellas.

Tú que entraste en la casa de Abraham, que conseguiste aplacar a 50 mil hombres que eran valientes como bestias, que ablandas el corazón de cualquiera, ablanda a (decir nombre de la persona) para que me ame.

Que cuando (decir nombre de la persona) me vea, desde ese momento se desviva por mí, que si está intentando dormir no lo consiga, que si está comiendo, no coma. Que no consiga sosiego si no está hablando conmigo.

Que llore por mí, que suspire por mí, de la misma forma en que la Virgen María suspiró a su hijo bendecido.

(Decir el nombre de la persona tres veces golpeando con el pie izquierdo el suelo)

Lo tengo bajo mi pie izquierdo, ya sea con tres, con cuatro o más palabras, ya sea con tu corazón.

Si quieres dormir, no dormirás, si quieres comer, no comerás, no mientras no vengas a hablar conmigo y a decirme que me amas, y darme todo lo bueno que tengas.

De esta forma me vas a amar de entre todas las mujeres que hay en el mundo, y yo siempre te pareceré una rosa fresca y hermosa.

Amén.



Es muy importante que tengas en cuenta que no se trata de una herramienta para manipular a las personas en contra de su voluntad, sino que tiene que ser vista como un acto de amor y de fe, que nos ayude a conseguir la bendición desde el cielo, algo que muchas veces marchitamos con nuestros actos.

 




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.