Oración a San Martín de Porres por los enfermos

Martín de Porres fue un hombre que nació en Lima, Perú, en el año 1579, siendo el mayor de dos hermanos. Su padre era peruano y su madre era una mujer panameña de color. Sin embargo, Martín nunca fue aceptado por su familia paterna, por lo que fue dejado en la custodia de una mujer llamada Isabel García, quien vivía en San Lázaro, un pueblo en el que solo vivían personas de color.

Desde muy temprana edad se formó como boticario y cada vez fue aprendiendo sobre el mundo de la medicina para ayudar a las personas que estaban enfermas. Desde ese momento también empezó con su preparación religiosa, aprendiendo en el convento dominico Nuestra Señora del Rosario, pero termino siendo rechazado por su color de piel.

Pero esto nunca desanimo a Martín, pues siempre se mantuvo firme en todas sus prácticas, asistiendo desde muy temprano a los rezos, además de que nunca descuido las actividades que realizaba. Gracias a esto termino convirtiéndose en un ejemplo a seguir para las demás personas.

El don que tenía para la sanidad se podía ver tanto en personas como en animales, ya que Martín siempre ayudaba a cualquier criatura que lo necesitará, dándoles atención inmediata en los casos de urgencia.

Esto fue haciendo que se ganará una buena fama, por lo que luego de un tiempo todos los enfermos de la localidad querían ser atendidos por él.

Oración a San Martín de Porres para curar a los enfermos



Amado San Marín de Porres,
tú siempre fuiste como una luz para todos los humildes, pues con tu gran fe, Dios te concedió dones inimaginables, por lo que en esta ocasión me presentó ante ti con una pena y necesidad que me agobia.

Te ruego que puedas ser mi médico y mi protector, que seas mi maestro y mi intercesor en el camino para amar a nuestro señor.

Se muy bien que por el gran amor que sientes por Dios y por tus hermanos, siempre fuiste quien ayudó a las personas que lo necesitaban, por lo que te pedimos que nos escuches, pues admiramos y necesitamos de tus virtudes, por el gran amor de Jesucristo.

Confiamos en tu poderosa unión con Dios, pues de esta forma podrás interceder ante él, que siempre ha mostrado bondad ante las almas más bondadosas como la tuya, de forma que mis pecados puedan ser perdonados y que así pueda librarme de males y desgracias.

Te ruego que me alcances claridad y espiritualidad, así como servicio para que pueda, amorosamente, servir estando completamente entregado a mis hermanos y pueda hacer el bien.

Para que de esta forma pueda descubrir igual que tú, como hacer el bien y ayudar a los demás, consiguiendo así aliviar sus penas. Que por medio de tu ejemplo pueda mejorar y siempre me ponga en último lugar, para que siempre pueda ser humilde con las personas que me rodean.

Espero que siempre tenga el recuerdo de tu fe, ya que ella es capaz de poder resucitar, sanar y hacer prodigios, consiguiendo así que, durante los momentos de duda, tengan gracia capaz de llenar mi corazón con amor incondicional hacia nuestro señor Jesucristo.

Padre nuestro, por los grandes méritos de San Martín de Porres, te ruego que me ayudes a superar los problemas por los que estoy pasando, te ruego que no dejes que pueda confundir mi esperanza.

Nuestro Señor Jesucristo, tú que dijiste “pedir y recibir”, de forma humilde te ruego en esta ocasión, por medio de la intercesión de San Martín de Porres, que escuches mis necesidades.

Te ruego que desde el gran amor que siento, que puedas concederme la gracia que te estoy pidiendo desde el fondo de mi alma.

Te lo pido por el nombre de nuestro Señor, Jesucristo.

Amén.”



La oración a San Martín de Porres puede ser realmente milagrosa cuando es realizada con gran fe y pasión. Es de gran ayuda para aquellos momentos en los que nosotros o una persona importante para nosotros está enfrentando una enfermedad, evitando así que la enfermedad nos siga afectando.

Oración recomendada:  Oración "Poderosa" a SAN JORGE para limpiar la casa

Son oraciones que resultan muy útiles para pedir por sanidad y para que podamos curar cualquier enfermedad en cualquier momento, pues los santos como San Martín de Porres siempre están dispuestos a ayudar a los más necesitados, sobre todo en casos de enfermedad.




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.