Oración «Eficiente» a San Francisco para MASCOTAS ENFERMAS

Nacido alrededor de 1181, en Asís, ducado de Spoleto, Italia, San Francisco de Asís, aunque venerado hoy, comenzó su vida como un pecador confirmado. Su padre era un rico comerciante de telas que poseía tierras de cultivo alrededor de Asís, y su madre era una hermosa francesa. Francisco no estaba en necesidad durante su juventud; estaba mimado, complaciéndose con buena comida, vino y celebraciones salvajes. A los 14 años, dejó la escuela y se hizo conocido como un adolescente rebelde que con frecuencia bebía, festejaba y rompía el toque de queda de la ciudad. También era conocido por su encanto y vanidad.

En este entorno privilegiado, Francisco de Asís aprendió las habilidades de tiro con arco, lucha y equitación. Se esperaba que siguiera a su padre al negocio textil familiar, pero estaba aburrido ante la perspectiva de la vida en el comercio de telas. En lugar de planear un futuro como comerciante, comenzó a soñar despierto con un futuro como caballero; los caballeros eran héroes de acción medievales, y si Francisco tenía alguna ambición, sería ser un héroe de guerra como ellos. No pasaría mucho tiempo antes de que llegara la oportunidad de la guerra.

En 1202 estalló la guerra entre Asís y Perugia, y Francisco tomó ansiosamente su lugar con la caballería. Poco sabía en ese momento, su experiencia con la guerra lo cambiaría para siempre.

San Fransisco de Asís amaba los animales, de hecho recolectaba todos los animales callejeros que podía durante su vida joven y lo llevaba a un predio de sus padres, de aquí su poder divino para curar mascotas y encontrar animales perdidos. A continuación una poderosa oración milagrosa para curar mascotas enfermas.

Plegaria a San Francisco de Asís para mascotas enfermas




Querido San Francisco de Asís
En esta ocasión acudo ante ti con un suplico muy importante

Mi mascota está enferma y pasa por horas de desidia
Y desconcierte, pues tiene un grave mal que la aqueja

Ella es mi compañera y tú, un fiel amante de todos los animales,
Sé bien que sabes lo importante que es para mí.

Por favor, te pido que acudas a su salvación,
Cura su mal y siempre lo agradeceré
con una profunda fe.

Amén.

 

 

Luego de la oración reza:

  • 2 Padre Nuestro
  • 2 Ave María



La guerra y encarcelamiento en la Vida de San Francisco de Asis

Francisco y los hombres de Asís sufrieron un fuerte ataque y, ante un número superior, huyeron. Todo el campo de batalla pronto se cubrió con los cuerpos de hombres masacrados y mutilados, gritando de agonía. La mayoría de las tropas sobrevivientes de Asís fueron ejecutadas de inmediato.

Sin habilidad y sin experiencia de combate, Francisco fue rápidamente capturado por soldados enemigos. Vestido como un aristócrata y con una nueva y costosa armadura, se lo consideraba digno de un rescate decente, y los soldados decidieron perdonarle la vida. Él y las otras tropas ricas fueron tomados como prisioneros, conducidos a una celda subterránea húmeda. Francisco pasaría casi un año en condiciones tan miserables, esperando el pago de su padre, tiempo durante el cual podría haber contraído una enfermedad grave. También durante este tiempo, él informaría más tarde, comenzó a recibir visiones de Dios.

Después de la guerra

Después de un año de negociaciones, el rescate de Francisco fue aceptado y fue liberado de la prisión en 1203. Sin embargo, cuando regresó a Asís, Francisco era un hombre muy diferente. A su regreso, estaba peligrosamente enfermo tanto en la mente como en el cuerpo, una víctima de la guerra fatigada por la batalla.

Un día, según cuenta la leyenda, mientras montaba a caballo en el campo local, Francisco se encontró con un leproso. Antes de la guerra, Francisco habría huido del leproso, pero en esta ocasión, su comportamiento fue muy diferente. Al ver al leproso como un símbolo de conciencia moral, o como Jesús de incógnito, según algunos estudiosos religiosos, lo abrazó y lo besó, y luego describió la experiencia como un sentimiento de dulzura en la boca. Después de este incidente, Francisco sintió una libertad indescriptible. Su estilo de vida anterior había perdido todo su atractivo.

Posteriormente, Francisco, que ahora tenía poco más de 20 años, comenzó a enfocarse en Dios. En lugar de trabajar, pasaba una cantidad cada vez mayor de tiempo en un escondite remoto de montaña, así como en iglesias antiguas y tranquilas alrededor de Asís, rezando, buscando respuestas y ayudando a los leprosos. Durante este tiempo, mientras oraba ante un viejo crucifijo bizantino en la iglesia de San Damiano, Francisco, según los informes, escuchó la voz de Cristo, quien le dijo que reconstruyera la Iglesia cristiana y que viviera una vida de extrema pobreza. Francisco obedeció y se dedicó al cristianismo. Comenzó a predicar alrededor de Asís y pronto se le unieron 12 seguidores leales.

Algunos consideraron a Francisco como un loco o un tonto, pero otros lo vieron como uno de los mejores ejemplos de cómo vivir el ideal cristiano desde Jesucristo mismo. Ya sea que Dios lo haya tocado realmente, o simplemente un hombre que malinterpreta alucinaciones provocadas por enfermedades mentales y / o mala salud, Francisco de Asís se hizo rápidamente conocido en todo el mundo cristiano.




1 comentario en «Oración «Eficiente» a San Francisco para MASCOTAS ENFERMAS»

  1. Quiero dar infinitas gracias a San Francisco de Asís, por q hice su oración con mucha fe para poder encontrar a mi gata niña y hoy después de un mes y 4 días mi gata apareció, no hay q perder la fe y hacer la oración con mucha devoción

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.