Salmo 8 | Versión completa | Explicado

El Salmo 8 es una oración de agradecimiento y alabanza a Dios por la creación del hombre y la maravillosa obra que ha hecho en la Tierra. El salmista describe la grandeza de Dios y su gloria en los cielos, y sin embargo, se asombra de que le haya dado al hombre una posición tan elevada.

En primer lugar, el salmista muestra su admiración por la evidencia de la creación de Dios en todas partes. A través de la naturaleza, el hombre puede ver la mano diestra de Dios trabajando en el mundo que ha creado para nosotros. La creación misma revela la sabiduría y el poder del Creador, y el salmista se siente humilde al contemplar la maravilla de la obra de sus manos.

En segundo lugar, el salmista describe la posición única que Dios ha dado al hombre en el mundo. A pesar de su pequeñez y vulnerabilidad, Dios ha hecho al hombre un poco menor que los ángeles y le ha dado dominio sobre la creación. El salmista se pregunta por qué el Todopoderoso se preocuparía por el hombre, pero reconoce que es un regalo increíble y una responsabilidad sagrada.

En tercer lugar, el salmista reconoce que la creación del hombre es una prueba del amor y bondad de Dios. A pesar de nuestra pequeñez e insignificancia, Dios nos ha dado un lugar importante en la creación, y nos ha hecho lo suficientemente capaces y sabios para cuidar y proteger el mundo en el que vivimos.

En cuarto lugar, el salmista mira hacia el futuro y se siente sorprendido por la visión de lo que Dios ha planeado para la humanidad. A pesar de nuestras fallas y delitos, Dios ha prometido hacer aún más grande la posición del hombre en el mundo venidero. Seremos exaltados y ungidos con gloria y honor, y seremos llamados hijos de Dios.

Oración recomendada:  Salmo 23 de la biblia católica: Versión completa explicada

Por último, el salmista renueva su adoración a Dios y su agradecimiento por la esperanza que tenemos en Él. Nos llama a alabar al Señor, Creador del cielo y de la tierra, por su bondad y misericordia. Concluye con una confesión de fe: «Oh Señor, Señor nuestro, cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra!»

Letra completa del Salmo 8



Señor, nuestro Señor,
¡qué imponente es tu nombre en toda la tierra!
Has puesto tu gloria en los cielos.

Por causa de tus adversarios
has establecido una fortaleza
que hace callar al enemigo y al rebelde.

Cuando contemplo tus cielos,
obra de tus dedos,
la luna y las estrellas que has creado,

me pregunto: «¿Qué es el hombre,
para que pienses en él?
¿Qué son los hijos de Adán,
para que te preocupes por ellos?»

Pero tú lo has hecho un poco menor que los ángeles
y lo has coronado de gloria y de honra.

Le has dado dominio sobre las obras de tus manos,
has puesto todo bajo sus pies:

rebaños y toros, así como las bestias del campo,
las aves del cielo y los peces del mar,
¡y todo lo que surca los senderos del mar!

Señor, nuestro Señor,
¡qué imponente es tu nombre en toda la tierra!



¿Qué enseñanzas nos deja el Salmo 8 católico?

  1. Nos enseña la grandeza y majestad de Dios.
  2. Nos recuerda que Dios ha creado todo lo que vemos.
  3. Nos enseña la importancia y responsabilidad que Dios nos da como seres humanos al poner en nuestras manos el cuidado y la administración de su creación.
  4. Nos recuerda que, aunque somos pequeños e insignificantes en comparación con la grandeza de la creación de Dios, él nos ama y se preocupa por nosotros.
  5. Nos muestra la importancia de la alabanza a Dios, que incluso los más pequeños y débiles pueden adorarlo y glorificarlo.
Oración recomendada:  Salmo 18 | Versión completa | Explicado



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.