Oración «poderosa» a Virgen del Carmen por SALUD

Los creyentes siempre le han entregado sus mayores pesares a Dios con el fin de que puedan ser socorridos. La Virgen del Carmen se ha convertido con el pasar de los años en una de las más veneradas por los creyentes de todo el mundo, quienes le imploran por medio de oraciones la posibilidad de encontrar una solución para sus problemas, o bien, simplemente para agradecerle por todos los favores que les ha cumplido en el pasado.

Generalmente las mujeres embarazadas suelen pedirle mucho a la Virgen del Carmen, de forma que puedan tener salud y recibir milagros. Pero eso no es todo, ya que también es la patrona de los policías y el ejército, entre otras profesionales que también se han terminado encomendado a su santo nombre.

También debemos de tener en cuenta que cuando se trata de solicitarle salud para curar una enfermedad de otra persona o de forma personal, también es normal solicitarle el sosiego de todos los enfermos, buscando así una forma de clamar sus dolencias.

Oración a la Virgen del Carmen para los enfermos y afectados



¡Santísima Virgen María, María Santísima del Carmen!
En esta ocasión acudo ante ti buscando la salud de todos los enfermos,
el consuelo para todos aquellos afligidos,
y el amparo para todos los desvalidos.
Tú que sabes por todas las necesidades que tenemos,
que conoces los problemas por los que estoy pasando en este momento.

Tú también sabes, madre mía y madre de nuestro Señor, cual es la enfermedad que me aqueja desde hace tiempo y que no me deja tener una pida de paz y anhelo con mi corazón.

El consuelo que me dan los médicos no alcanza a mejorar mi salud, por lo que mi sufrimiento sólo sigue aumentando cada día. Mi cuerpo está agotado y mi mente cada día está más débil. La fe y mis fuerzas comienzan a desvanecerse y siento que ya no puedo soportarlo más.

Solo mi fe en ti hace que espere a que tu corazón lleno de bondad pueda apiadarse de mi otorgarme la salud que tanto anhelo, ya que tu santo escapulario es una medicina universal. Pido que tu compasiva y amorosa compresión a las enfermedades del cuerpo y del espíritu pueda alcanzarme y ayudarme. Como gratitud a este favor que te solicito, te promete que siempre será un fiel consagrado de tu alma y cuerpo, adorándote en todo momento.

Pero si la decisión de nuestro Padre es que yo padezca de una enfermedad para la conveniencia de su gloria y por mi propia salvación, madre mía, te pido que me cubras con tu Majestad Divina y que puedas darme la virtud de la paciencia, para que así pueda saber sobrellevar este padecimiento con resignación como un buen cristiano.

Por medio de ellos, te pido que puedas purificar por completo todos mis pecados para que pueda seguir de nuevo el camino del bien y alcanzarte en la gloria eterna.

Amén.



Oración de la Virgen del Carmen

¡Oh, amada Virgen del Carmen!
Nunca vamos a poder corresponderte de una forma que sea digna para todos los favores que nos has concedido con tu gracia, tú que nos has brindado tu santo Escapulario. Te pido que aceptes este sencillo, pero gran agradecimiento de mi parte, pues no tengo nada que sea digno de Ti y tus mercedes.

Pero a cambio te puedo ofrecer todo mi corazón y mi amor, así como toda mi entrega y todo mi ser, pues quiero ayudar a multiplicar el amor como servicio por todos los favores que nos has concedido.

De esta forma, busco propagar tu hermosa devoción, para así poder procurar que todos nuestros hermanos puedan alcanzar la gran fe que profeso por ti. La fe con la que podemos convivir con tu gran don, llevando en todo momento tu santo Escapulario, de forma que todos podamos vivir y morir contando con tu amor y con una gran devoción.

Amén.






Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.