Salmo 27 católico completo: El señor es mi luz y mi salvación

El Salmo 27 no sólo es una forma de poder acercarnos hacia nuestro Señor, sino que en realidad también es una forma de aprender sobre las enseñanzas que encontramos en la Biblia, siendo perfecto para que podamos estar más cerca de nuestro señor.

De esta forma, deberíamos estar más cerca de sus enseñanzas y de todo lo que tiene por mostrarnos. El Salmo 27 es uno de los que más llaman la atención, siendo un salmo de David. Es decir, se trata de uno de los salmos que fue escrito por el rey de Israel, quien lucho contra una gran cantidad de peligros, siendo perseguido por ejércitos.

Para que puedas entender mucho mejor el Salmo 27 católico por completo «El señor es mi luz y mi salvación» y el mensaje que nos quiere transmitir, antes de enseñarte el Salmo te vamos a explicar algunos de sus versículos más importantes luego de presentar el salmo completo.

Salmo 27



El Señor es mi salvación y mi luz,
¿a quién debo de temer?
El señor siempre me ha amparado,
¿Ante qué enemigos debo temblar?
Cuando mis enemigos me ataquen
para poder comer de mí,
ellos, contrarios y enemigos,
perecerán y tropezarán.
Si estoy sitiado por un ejercito enemigo,
mi corazón no se hundirá en el temor;
Si una guerra comienza en mi contra,
en todo momento me sentiré confiado.
Solamente una cosa a mi Señor le pido,
la única cosa que he estado buscando,
poder habitar la casa de nuestro Señor
mientras que esté con vida,
para poder disfrutar de toda la dulzura de nuestro Señor,
para ayudarlo y cuidar su santuario.
Porque mi Señor me da asilo en su casa
en tiempos de complicaciones,
me ayudará a ocultarme en el secreto de su cabaña,
alzándome sobre la roca.
Ahora mi cabeza se levante,
sobre los enemigos que se me aproximan.
Jubilosos sobre su carpa le ofreceré
aclamaciones como sacrificios.
Quiero tocar y cantar para mi Señor.
Señor, te pido que escuches mi voz,
por piedad, escuchame.
Mi corazón tiembla mientras te digo:
“Procura ver su faz”.
Lo único que busco, mi señor, es tu rostro,
no me lo escondas.
No rechaces a tus siervos con enojo;
tu eres mi única y gran defensa,
!No me dejes, no estoy solo,
mi salvador, mi Dios!
Si em abandona mi padre y mi madre,
siempre podre acogerme en mi Señor,
Te pido que me enseñes tus caminos, Señor,
guiame por el sendero que has trazado.
Librame del afán de mis enemigos,
pues contra mí se han levantado falsos testigos,
que me amenazan.
Espero poder ver la bondad de mi Señor
en la tierra de los vivos.
Confía en mi Señor, ¡arriba, ánimo!,
siempre espera a nuestro Señor.



Explicación del Salmo 27

El rey David fue sobreviviente de una gran cantidad de intentos de asesinatos, así como también soporto muchas penurias, las cuales fueron las que lo inspiraron para que pudiera escribir el Salmo 27 que podrás leer más adelante.

En el nos habla sobre el hecho de que Dios siempre estuvo con él, protegiéndolo en todo momento. Asimismo, debes de saber que este Salmo se puede dividir en distintas temáticas. Por ejemplo, en el primer versículo se nos habla sobre la variedad de peligros a los que David tuvo que enfrentarse.

Pero también nos habla sobre el hecho de que Dios siempre estuvo cerca de él, por lo que nunca tuvo miedo y siempre se enfrentó con la frente en alto. Estos párrafos nos hablan sobre el hecho de que Dios fue muy importante para David, dándole fuerza siempre que la necesito.

Así, los primeros versículos nos hablan sobre la gran confianza que David tenía en Dios, ya que menciona que se sintió protegido y ayudado por Dios, siendo estas algunas de las experiencias que más consiguieron acercarlo hacia nuestro señor. De esto se nos habla hasta el tercer versículo.

Comenzando con el cuatro versículo y hasta el sexto, se nos habla sobre cómo David se refugió en la presencia de Dios, sobre todo cuando varios males lo perseguían y lo atormentaban. En estos párrafos también nos habla sobre el hecho de que cada díe es bueno para contemplar la gloría de Dios, el hecho de que nos cubre en su manto y nos permite acercarnos a él.

Se nos habla sobre el hecho de que David encontraba la paz cuando estaba cerca de Dios, sobre le hecho de como lo ayudaba para vencer a todos sus enemigos. Así como el refugio que Dios representaba para él.

En los siguientes versículos se puede ver cómo David siempre recurría a Dios para poder encontrar la salvación y para poder llenarse de las fuerzas que necesitaba para poder vencer a sus enemigos.

Siguiendo, del versículo 7 a 12 se nos habla sobre el hecho de que David siempre estuvo en la búsqueda de la confianza de Dios, así como del hecho de que nunca se quedo cegado por las victorias que conseguía en batallas. Es decir, no dejaba que sus victorias se le subieran a la cabeza y lo volvieran arrogante.

Proclama a Dios como su único y gran salvador, especialmente estando ahí en los momentos de desesperanza y dificultades, siendo él la fuerza en sus problemas. Esto se puede utilizar con cualquier situación de nuestro a día a día, sin importar cuáles sean las complicaciones por las que estemos pasando en un momento determinado.




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.