9 oraciones de MADRUGADA para resolver situaciones complicadas

Hay oraciones que son especialmente efectivas cuando estamos buscando una nueva motivación y nuevas energías que nos permitan seguir trabajando y siempre dar lo mejor de nosotros mismos. De esta forma, si quieres empezar bien y renovado el día, la oración de madrugada puede ser justo lo que necesitas.

Se trata de una oración que es muy útil para poder ayudarte a obtener paz y fuerza, siendo extremadamente útil para ayudarte a superar las dificultades de tu día a día.

Por medio de estas oraciones podrás obtener la paz de la que Pablo escribió cuando era un prisionero. Además, debes de saber que se trata de una oración que puedes utilizar todos los días para empezar el día renovado y de la mejor forma posible.

9 poderosas oraciones de madrugada

Primera oración de madrugada



Padre Nuestro
En esta ocasión vengo hacia ti,
con sólo una cosa que decir:
Gracias, Padre.
Por todo lo que nos has dado,
por mi vida tan hermosa,
por mi familia y mis seres queridos.
Muchas gracias por tus bendiciones,
pues me has dado algo que jamás merecí.
Por la protección que nos da tu mano santa,
por el perdón que hemos recibido.
Día tras día,
Oh, nuestro Señor. Tú siempre has perdonado mis pecados y vergüenzas.
Te tomaste la enfermedad y curaste todo mi dolor.
Padre, te agradezco por todo lo que me has dado en mi vida.
Así como por todas las bendiciones que no he notado.

Amén.



Segunda oración de madrugada para empezar el día

Dios nuestro que estás en el cielo,
vengo para agradecerte por este nuevo día que me has dado.
Gracias, Señor, por darme esta vida.
¿Qué es lo que haría yo sin ti en mi vida, Señor?
Gracias por mi familia y por el hogar que me has dado.
Gracias por todo lo que tengo y por lo que aún no tengo.
No me preocupan aquellas cosas porque sé,
que, a su tiempo, usted me las proveerá.
Gracias por todo, Padre nuestro.
En el nombre de Jesucristo, le suplico.
Amén.



Tercera oración para fortalecernos en la madrugada

Padre Celestial,
en algunas ocasiones mi cuerpo está cansado y débil.
En ocasiones tengo el deseo de rendirme sin dar pelea.
En ocasiones estoy muy cansado de tanto pelear en esta vida.
Sabe, Señor mío, que no puedo manejar todo esto yo sólo.
Es por eso que en esta ocasión me presentó ante usted, para poder fortalecer mi espíritu, mi alma y mi cuerpo.
Para fortalecerme en mi interior.
Por el poder del Espíritu Santo que está en nosotros,
mi personalidad y mi ser.
Para que pueda fortalecer y animar mi cuerpo y así pueda tener la fuerza de resistirme a todas las tentaciones,
y poder prender el fuego de mi alma para que no pueda caer.
Padre, tú eres mi fuerza.
Soy fuerte gracias a ti, Señor.
Por el poder de tu poder,
en el nombre de nuestro amado Jesucristo.
Amén.



Cuarta oración al espíritu Santo para fortalecernos

Soy un hijo de Señor Todopoderoso que nos llena de gracia y fuerza.
Por la palabra de mi Padre, hablo de poder y fuerza para hacer todas las tareas de mi día a día.
Ahora puede recibir la energía,
consiguiéndola por medio de mi fe.
El poder de nuestro Padre está sobre mí ahora mismo.
Mi alma, mi mente y mi cuerpo se están recuperando.
Ahora mis fuerzas están despertando.
Declaro que Dios es mi fortaleza y que, sea lo que sea, mi cuerpo, mi mente y mi alma se regenerarán.
Lo que tengo que hacer en mi vida: puedo hacerlo.
Creo en el poder que me ha sido dado por el Señor, mi Dios, quien siempre me fortalece.
En el nombre de Jesucristo.
Amén.



Quinta oración a Dios en la madrugada para la fortaleza

Gracias Señor, por este hermoso amanecer.
Nuestro Señor, te doy las gracias por un nuevo día de vida en esta Tierra que nos diste.
Gracias por un hermoso amanecer, Señor. Gracias por todos los hermosos sonidos que hay en la naturaleza, desde la brisa que recorre los arboles hasta el canto de las aves. Eres un Dios hermoso, siempre lleno de misericordia y gracia. Te alabo porque me has dado la oportunidad de pasar otro día con mi familia.

Te quiero, Padre nuestro.
Amén.



Sexta oración de madrugada para la fortaleza

Señor, le ruego que pueda ayudarme en estos momentos de mi vida,
lo más importante para mí es poder pasar tiempo contigo y estar a tu lado, desde que comienza el día hasta que termina.
Deseo despertarme cada día, en cuerpo y espíritu, con el deseo de poder encontrarte y7 escucharte para poder hablar con palabras de afirmación, sabiduría y confianza desde el fondo de mi corazón.
En el nombre de Jesús,
Amén.



Séptima oración de madrugada para la fuerza

Padre nuestro,
te ruego que despejes todo lo que hay en mi cabeza adormilada,
que puedas llenar mi mente con buenas expectativas.
Te ruego que despiertes mi cuerpo lento y que puedas renovar la energía de mi corazón para que esté llenó de amor.

Te pido que enciendas el espíritu y que puedas llenar este día con nuevas promesas. Haz que todas las cosas que son ordinarias sean extraordinarias.

Acercame y muéstrame tu reino. Ayúdame para que pueda ver que cada uno de los momentos de despertar están llenos de esperanza gracias a ti.

Amén.



Octava oración de madrugada para agradecer por la familia

Padre, estás lleno de gracia y te alabo por mi familia.
Te doy las gracias por mi esposa, mi familia y mis seres queridos. Incluso por sus debilidades, puesto que los amo de forma incondicional.
Gracias por mis hijos. Cada vez que escuchó el sonido de sus pies por la casa no puedo parar de sonreír.
La alegría que siento se desborda, Padre Nuestro. El poder estar con mi familia en este día cuando no están de acuerdo. Te ruego que nos lleves sanos y salvos hasta el refugio de nuestra casa.

Amén.



Novena oración de madrugada para el próximo día de trabajo

Padre nuestro, te doy las gracias por todo con lo que me has bendecido, sobre todo por este trabajo con el que puedo pagar todas mis cuentas y con el que puedo poner alimentos en la mesa.

Gracias por todo el trabajo, porque todo trabajo importa y es bueno.
Te pido que me ayudes a glorificarte con palabras y con buenas obras para conseguir mejorar cada rincón de este mundo que nos has dado.

Te pido que me ayudes a ver mi trabajo como la bendición que es, no como si fuera una carga.
Dame fuerza y gracia para poder superar todos estos aspectos de mi vida.

En el nombre de Jesús, te lo ruego.
Amén.






Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.