Oración divina a Justo Juez para alejar los enemigos

La Biblia ha compartido con nosotros una buena cantidad de pasajes que nos han servido para poder mejorar nuestra vida y hacer que nuestra estancia en la Tierra sea mucho más llevadera y armoniosa. Un excelente ejemplo de esto es el pasaje de la biblia que está motivado por la figura del “Divino Justo Juez”.

Podemos decir que, de forma específica esta dominación surgió en el momento en el que nuestro señor Jesucristo fue llevado a las instancias de Poncio Pilatos.

Asimismo, también se puede ver otro referente a la figura del Justo Juez se puede ver cuando a la esposa de Poncio se acerca a él y le dice que no le haga daño a ese hombre justo, pues había estado sufriendo por él la noche anterior en sus sueños. Desde ese momento la protección espiritual quedo como un referente.

Es por este motivo que se habla del Justo Juez cuando se busca defensa en contra de nuestros enemigos, ya que gracias a su ayuda podemos alejar a todos nuestros enemigos, a aquellas personas que buscan hacernos daño y terminar con nuestra felicidad. La envidia puede llegar a corromper el corazón de las personas con mucha facilidad.

Esta oración se puede rezar en cualquier momento del día para poder alejar a nuestros enemigos.

Oración al justo para alejar enemigos




Juez Justo, tú que eres divino entre los vivos y los muertos, siendo el sol de la justica. Tú que encarnaste del vientre casto de la Virgen María por la salud de los humanos.

Juez Justo, tú que eres el creador de la tierra y del cielo, tú que moriste en la cruz por nuestro amor.

Tú que fuiste puesto en sepulcro y envuelto en sudario, del que al tercer día te levantaste vencedor del infierno y de la muerte.

Divino y Justo Juez, por favor escucha mis súplicas, escucha mi petición y atiende mi llamado, dándoles una posición favorable.

Tú voz imperiosa serena toda tempestad, sana a todo enfermo y puede resucitar a los muertos, como Lázaro al hijo de Naim.

El imperio de tu voz es un escape a todos los demonios, haciendo que salgan de los cuerpos que han poseído. Tu voz también pudo darles habla a los mudos, vista a los ciegos y perdón a todos los pecadores, tal como sucedió con Magdalena y el paralitico.

Tú que hiciste invisible a tus enemigos, que retroceden cuando escuchan tu voz. Tú conseguiste abrir la cárcel de Pedro y pudiste sacarlo de ella sin que sea visto por la guardia de Herodes. Tú fuiste quien pudo salvar a Dimas y quien perdono a la adúltera.

Te suplicó, Justo Juez, que puedas librarme de todos mis enemigos, tanto los visibles como los invisibles, que la Santa Sábana me cubra y envuelva, que me oculte de mis enemigos, que tengan ojos y no me vean, que tengan oídos y no me escuchen, que tengan lengua y no puedan hacer falsas acusaciones.

¡Oh, Jesucristo, Juez Divino! Favoreceme para que pueda superar toda clase de aflicciones y angustias, haz que al invocarte pueda aclamar el imperio de tu santa voz en mi auxilio, permite que las prisiones se abran, que los lazos y las cadenas se puedan romper, que las rejillas y los grillos se rompan.

Que los cuchillos y que toda arma que pueda ser utilizada en mi contra no sea encontrada. Que tu sangre me bañe y que me cura, que tu mano me bendiga y que tu poder me pueda ocultar, que tu cruz sea mi defensa y mi escudo durante mi vida y mi muerte.

¡Oh, Justo Juez, hijo del Padre Eterno, ¡que con él y con el Espíritu Santo eres un verdadero Dios! Te suplico que me puedas proteger y que me cubras con el manto de la Santa Trinidad, para que pueda estar libre de todo peligro y así poder glorificar tu nombre.

Divino Juez, tú que me acompañas a lo largo de todo mi viaje, te pido que puedas librarme de mis enemigos, de los peligros y de cualquier accidente. Defiéndeme y ayudame a tener todas mis necesidades.




¿Qué uso se le da a la oración al Justo Juez?

Es una oración que se dirige hacia nuestro Santo Padre buscando que realmente se haga justicia, por lo que realmente se trata de una oración que se puede aplicar en muchos escenarios, siendo muy útil para pedirle un favor a nuestro Señor, siempre con mucha fe y humildad.

Es una oración que se puede rezar en cualquier momento del día, pudiendo pedir que nuestros enemigos que se alejen de nosotros y de las personas que nos rodean.

De la misma forma que sucede con otras oraciones, no hay una versión única de esta oración, por lo que realmente nos podemos encontrar con distintas versiones de esta oración.

Es una oración que puede llegar a tomar distintas formas, pero la esencia que tiene en todas estas es la misma: una oración hacia el Justo Juez con el fin de que pueda ayudarnos desde nuestra fe más profunda para poder tranquilizar nuestros anhelos.




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.